Accesorios para llevar mascotas en el coche

Lleva a tu mascota en el coche con la máxima seguridad


Si tienes una mascota y eres de los que la llevan consigo a todas partes, seguramente también tengas que llevarla en el coche en algún momento. De hecho, transportar a tu mascota en el coche es algo que se ha vuelto tan común que en la actualidad hay hasta taxis que permiten el transporte de mascotas. No obstante, es importante que sepas cómo llevarlos correctamente.

Aunque todavía hay mucha gente que lleva a sus mascotas en el coche o en otros vehículos sin ningún tipo de sujeción, te informamos de que esto en la mayoría de los casos no es lo correcto e incluso te podrías llevar una buena multa. Así que si quieres circular de acuerdo a la normativa y evitar así una multa, a continuación te vamos a dar una serie de consejos que deberás seguir a la hora de transportar a tu mascota allá donde vayas, y que ayudarán a garantizar la seguridad, tanto del animal como del resto de los ocupantes del vehículo.

Cómo llevar a tu mascota en el coche

Llevar a tu mascota en el coche está permitido, siempre y cuando no interfiera en la visión y atención del conductor en la carretera, lo que pondría en peligro la seguridad de los ocupantes y de otros conductores. Aunque la Ley de Tráfico no hace referencia específica al transporte de animales en vehículos, sí que debemos tener en cuenta que ningún animal que vaya dentro del vehículo puede suponer una distracción para el conductor.

Accesorios para llevar a tu mascota en el coche

A continuación te presentaremos las diferentes opciones que existen para llevar a tu mascota en un vehículo expuestas por la DGT, tanto las recomendables como las que no lo son, así como accesorios de diferentes características, que podrás adquirir en una tienda especializada:

  • Animal suelto: No se recomienda, sobre todo si la mascota se encuentra sobre la bandeja trasera, ya que en caso de frenazo, el animal podría salir lanzado y no solo sufriría lesiones el animal, sino también el resto de ocupantes del vehículo.
  • Arnés de un solo enganche: Este tipo de arnés se engancha al cinturón de seguridad del coche, y en caso de choque, la hebilla del arnés puede romperse, provocando que el animal salga disparado y sufra graves lesiones, suponiendo también un riesgo para el resto de ocupantes.
  • Arnés con dos enganches: Este sistema es más seguro que el anterior, ya que garantiza una mejor sujeción y, por lo tanto, que el animal salga despedido y pueda salir herido tanto él como alguno de los ocupantes del vehículo.
  • Transportín sujeto con el cinturón de seguridad: Llevar al animal dentro de un transportín sujeto con el cinturón de seguridad no es una buena opción, ya que puede salir disparado con el animal dentro y provocar lesiones muy graves en el resto de ocupantes.
  • Transportín colocado en el suelo del vehículo: El transportín suele encajar bastante bien en el suelo del vehículo, lo que reduce el riesgo de salir disparado, por lo que evita que el animal sufra lesiones en caso de accidente.
  • Transportín en el maletero: Si el animal es de mayor tamaño y no cabe en un transportín en el suelo del vehículo, puede colocarse en un transportín más grande en el maletero, siempre en posición transversal a la dirección de la marcha.
  • Rejilla divisoria: La rejilla separa la cabina del coche del maletero, por lo que permite a tu mascota moverse con mayor libertad en el espacio del maletero, si bien en caso de accidente el animal podría salir despedido y sufrir graves lesiones, así como también provocarlas en el resto de ocupantes.
  • Transportín y rejilla: Combinar el uso del transportín con la rejilla es, según la DGT, la mejor opción para transportar animales en el coche.

Además de llevar las sujeciones correspondientes, es importante tomar una serie de precauciones si vamos a viajar con animales, sobre todo si se trata de viajes largos. Por ejemplo, no des de comer a tu mascota justo antes de emprender un viaje, ya que es probable que se maree y vomite, así que espera a llegar al destino para ello. También te recomendamos que realices paradas cada cierto tiempo para que pueda descansar y hacer sus necesidades. Por último, nunca dejes a tu mascota dentro del vehículo con las ventanillas cerradas o poco abiertas si hace mucho calor porque el resultado podría ser fatal.

Por otro lado, cabe decir que no solo hay que garantizar la seguridad de los animales que viajan con nosotros dentro del coche, sino también los que podemos encontrarnos en la carretera, ya que si atropellas un animal con tu coche, lo más probable es que tú seas el culpable.

Seguro para una semana

También te interesa:

- Cómo actuar en caso de accidente de tráfico
- Cómo consultar los puntos del carnet
- Qué coches tienen los políticos españoles


Dpto Contenidos | 10:00 25/05/2017

Compártelo en:


Calcula tu precio

CON LA COLABORACIÓN DE
AXA Seguros
ARAG