Cómo ahorrar en el mantenimiento de tu coche

Consejos para gastar menos dinero en el mantenimiento de tu coche sin descuidarlo


Ya sabemos que un correcto mantenimiento de nuestro coche alarga su vida útil. Por eso, si queremos obtener un mayor rendimiento de nuestro vehículo durante más tiempo hay que llevar a cabo una serie de cuidados, que a veces resultan caros, sobre todo si no los llevamos al día.

Es importante tener claro que cada coche puede requerir un mantenimiento distinto, por lo que ante todo habrá que tener en cuenta el manual de mantenimiento que nos dan en el momento en el que adquirimos nuestro vehículo. A pesar de esto, vamos a daros algunas claves generales para que llevéis un mantenimiento diario de vuestro coche y así no tener que lamentar desperfectos cuando sea demasiado tarde y os cueste más dinero repararlo.

Llevar al día el mantenimiento es más económico

Antes de nada, es fundamental destacar que si queremos ahorrar dinero en el mantenimiento del coche, tenemos que llevar los diferentes procedimientos al día porque, como dice el refrán, “más vale prevenir que curar”. Es decir, será más barato cambiar los elementos desgastados del coche por el uso antes de que ya no se puedan utilizar, ya que podrían ocasionar otros daños al coche que nos costaría más dinero reparar.

El mantenimiento de coche más barato

Cambio de aceite, líquido de frenos y líquido refrigerante

La frecuencia del cambio de aceite del motor varía dependiendo del coche, por lo que hay que consultar el libro de mantenimiento. No obstante, un buen aceite sintético puede cambiarse cada 15.000 kilómetros, y cada vez que se realice ese cambio de aceite hay que sustituir también el filtro antiguo por uno nuevo. Además, se recomienda comprobar el nivel de aceite con la varilla una vez al mes.

Respecto al líquido de frenos, este puede llegar hasta los 80.000 kilómetros sin cambiarse, aunque, como depende más con el tiempo que con los kilómetros, es recomendable renovar el aceite cada dos años. Puedes encontrar auténticas ofertas en los líquidos de tu coche en webs como Recambiu.

Por su parte, el líquido refrigerante puede llegar a durar toda la vida útil de tu coche, aunque es recomendable hacer una limpieza del circuito de refrigeración y por lo tanto cambiar este líquido cada diez años.

Cambio de frenos

El cambio de las pastillas de freno depende en gran medida del uso que se le dé al coche, ya que no se desgastan lo mismo al circular por carretera que por ciudad. De cualquier forma, las pastillas de freno son de larga duración y pueden llegar a los 100.000 kilómetros sin reponerse.

Cambio de neumáticos

En cuanto a los neumáticos, es recomendable revisar su estado una vez al mes, para saber si necesitan inflarse más o si los dibujos están desgastados. También hay que comprobar que no tengan ningún tipo de desperfecto, ni las gomas ni las llantas. Por este motivo, no hay una periodicidad exacta para cambiar los neumáticos, simplemente el propietario del coche debe asegurarse de que están en buenas condiciones y cuando note que no es así, cambiarlos.

Cambio de batería

Una batería de buena calidad puede durar hasta cinco años, aunque es recomendable cambiarla si notamos algún síntoma de fatiga, ya que si no lo hacemos el coche podría averiarse. Como hemos explicado anteriormente, suele salir más barato reponer las piezas de nuestro coche a tiempo, si no queremos lamentar una avería más grave que nos supondría un desembolso mayor.

Cambio de faros y pilotos

El cambio de los faros del coche deberá realizarse cuando en el espejo haya grietas, algún impacto u oxidación que pueda dificultar la visibilidad del vehículo. Por su parte, es aconsejable que las lámparas se sustituyan por unas nuevas cada 50.000 kilómetros, dos años o avería.

Cambio de embrague

El cambio de embrague depende, al igual que ocurre con los frenos, de su uso. De hecho, hay coches en los que a los 30.000 kilómetros hay que reponerlo, mientras que en otros puede aguantar hasta los 500.000 kilómetros. Para comprobar si es necesario cambiar el embrague, en parado prueba a meter la segunda marcha y a soltar el pedal de golpe, y si el coche no se cala significa que hay que poner un embrague nuevo. Si por lo contrario tienes un coche automático, no tendrás que realizar prueba alguna.

Cambio de amortiguadores

Los amortiguadores deben cambiarse a los 60.000 kilómetros, y es recomendable cambiar los cuatro a la vez, a pesar de que se desgasten primero los delanteros. Si no tienes claro si necesitan ser sustituidos por unos nuevos, puedes acudir a un taller especializado, donde lo comprobarán gratis.

Cambio de la correa de distribución

Por último, otro de los elementos de tu coche del que debes estar pendiente para reponer a tiempo es la correa de distribución. No todos los coches la llevan, y muchos solo incorporan una cadena permanente que únicamente requiere un tensado, pero si tu coche si tiene correa de distribución, deberás cambiarla dependiendo de la antigüedad de tu coche. Si tu coche es antiguo, cada 90.000 kilómetros, y si es nuevo, cada 200.000 kilómetros.

Cuánto cuesta el mantenimiento de tu coche

Si quieres saber cuánto te va a costar llevar tu coche al taller y en cuál te saldrá más barato, puedes averiguarlo en un comparador de talleres. El precio dependerá de las necesidades de tu vehículo y de las piezas que haya que reponer. Si te basas en los plazos explicados anteriormente para sustituir cada elemento, evitarás daños mayores en tu coche.

Por otro lado, ecuerda que si te ves capaz de hacerlo, tú mismo puedes llevar a cabo el mantenimiento de tu coche y ahorrarte además el dinero de mano de obra que tendrás que pagar si lo llevas al taller.

Además, si tienes un coche vintage, en Seguroporsemanas te damos unos consejos específicos para el mantenimiento de tu coche clásico.

Contratar Seguroporsemanas
- Claves para vender tu coche de segunda mano
- 10 motivos para comprarse una moto de 125
- Mejores ventajas de comprarse un híbrido


Dpto Contenidos | 12:00 17/01/2017

Compártelo en:


Calcula tu precio

CON LA COLABORACIÓN DE
AXA Seguros
ARAG