Control de alcoholemia: mitos y avances tecnológicos

Una pulsera que mide el alcohol en sangre podría acabar con los mitos del alcoholímetro

La tecnología avanza a pasos agigantados en todos los campos, también en lo que a seguridad vial y carreteras se refiere. ¿Lo último? Los controles de alcoholemia. Si bien es cierto que su efectividad ha ido mejorando con el paso de los años, quedando atrás los trucos del café y de los chicles, ahora parece que la metodología también podría cambiar. El soplar se puede haber acabado.

Además, en los últimos años se han empezado a comercializar a nivel particular numerosos métodos que miden el alcohol en sangre y se ha generado todo un negocio respecto al tema. Una de las empresas que más ha invertido ha sido la americana BACtrack, cuyos llaveros para ver si sus usuarios darían positivo o no fueron muy populares hace unos años. Ahora traen una nueva revolución: una pulsera que mide tu nivel de alcohol en sangre.

Este descubrimiento, además de los beneficios que puede aportar al público, puede ser el inicio de un nuevo método para medir el alcohol en sangre. ¿Imaginas que una simple caricia por parte del agente de policía fuese suficiente para multarte? Esto ahorraría muchos problemas derivados de los alcoholímetros actuales, como todos los trucos surgidos para evadirlos, el tiempo que requiere llevar a cabo la prueba o la dificultad para realizarla en algunos colectivos, entre otros.

Cómo funciona la BACtrack Skin

Se trata de una pulsera, BACtrack Skyn, cuyo aspecto se asemeja bastante al de cualquier pulsera deportiva. El CEO de la compañía, Keith Nothacker, asegura que es un método para evitar los comentarios negativos de la gente. Este dispositivo está conectado a tu teléfono móvil mediante Bluetooth y puede ser usado por cualquiera para saber cuánto alcohol en sangre tenemos y por tanto, si daremos positivo en un control de alcoholemia.

Lo que hace es detectar y monitorizar las moléculas de etanol que hay en tu piel y mediante un algoritmo específico, interpreta cuál es tu control de alcohol en sangre. Si te estás pasando recibirás una notificación en tu teléfono móvil, que te avisa de tus posibilidades de dar positivo. Además puedes consultar tu nivel de alcohol a tiempo real.

Mitos de control de alcoholemia

El método tradicional de control de alcoholemia ha generado toda una serie de mitos y leyendas urbanas en torno al tema. Todos teníamos un primo de un amigo que había encontrado o probado una forma infalible para que no le pillaran, que se había bebido tropecientas copas y había dado negativo en el control de alcoholemia.

Pues bien, vamos a investigar sobre los principales mitos relacionados con este tema y ver si se cumplen o no. Atentos:

Si tomas café das negativo en un control de alcoholemia

Este es uno de los grandes tópicos, aunque quizás lo hayas escuchado con caramelos o chicle. Lo cierto es que, estas sustancias, como también lo haría la pasta dentífrica, por ejemplo, pueden reducir las moléculas de alcohol en tu boca, pero eso no es lo que mide un alcoholímetro. Cuando soplas, el aparato mide la cantidad de alcohol en el aire alveolar, pero siempre habrá alguien que afirme que esto es verdad. No es más que una de esas polémicas en torno a la seguridad vial como puede serlo las rotondas.

Hacer ejercicio reduce el alcohol en sangre

Esto es cierto, pero a una velocidad muy lenta y con una efectividad muy baja como para dar negativo en un control de alcoholemia. Es cierto que la circulación sanguínea será más rápida, pero en ningún caso lo suficiente como para eliminar todo el alcohol que tienes en sangre cuando recurres a este método.

Beber agua ayuda a dar negativo

Si bebes mucha, mucha, mucha agua, es cierto que iniciarás un proceso de eliminar los líquidos de tu cuerpo, ente los que se encuentra esa misma agua que estás consumiendo. Conclusión, deberías beber tal cantidad para eliminar el alcohol de tu cuerpo, que para cuando hayas terminado ya se te ha pasado la borrachera.

Tomar determinados medicamentos

Este mito es absolutamente falso. No está demostrado que ninguna sustancia pueda eliminar a tal velocidad el alcohol en sangre, de hecho, la propia DGT ha advertido que todos estos medicamentos comercializados generalmente en Internet no hacen más que incrementar los efectos del alcohol.

Si soplas despacio das negativo en el control

Para que un alcoholímetro funcione tienes que soplar a una velocidad y constancia específicas, por lo que si soplas despacio la prueba no será válida y puedes enfadar al policía. De hecho, los agentes pueden multarte por no colaborar en el control, así que te recomendamos no usar esta técnica.



Dpto de Contenidos | 18:30 13/09/2016

Compártelo en:



Calcula tu precio

CON LA COLABORACIÓN DE
AXA Seguros
ARAG