¿Qué es Smart City?

Carpooling, Carsharing y coches autónomos: el futuro de las ciudades inteligentes

Seguro que ya has oído por ahí el término de Smart Cities y es que, tiene pinta de ser una de esas palabrejas que no dejaremos de escuchar en los próximos años. Smart Cities en español significa ciudad inteligente, descripción que probablemente ya te dé una idea más aproximada de lo que quiere decir: y es justo eso, una ciudad eficiente y sostenible para todos los que habitan en ella.

Muchos se refieren a Smart Cities como un lugar en el que personas, coches e infraestructuras conviven a la perfección con el uso de las nuevas tecnologías. Por ello, las ciudades inteligentes pasan por un proceso en el que los coches eléctricos y la movilidad eficiente son imprescindibles. Los coches eléctricos y autónomos, por ejemplo, son una parte clave de la eficiencia.

Pero, ¿qué otros elementos relacionados con la automoción necesita una Smart City? Hay muchos conceptos asociados a las ciudades inteligentes que hay que tener en cuenta, como una movilidad sostenible, ideas como carpooling o carsharing deben estar presentes en las ciudades del futuro. Las empresas de más reciente aparición son conscientes de ello y ya empiezan a surgir cientos de starts up asociadas a este ideal tan futurista pero a la vez tan cercano.

Smart City Carpooling, Carsharing y Coches Autónomos

Carpooling o vehículo compartido

Este concepto es, básicamente, compartir coche con otras personas, bien sea para trayectos puntuales o para trayectos de todos los días. Esto se viene haciendo de toda la vida con familiares y amigos, cuando para un viaje corto o largo se comparten gastos y responsabilidades, ya que pueden ir rotándose para conducir.

El carpooling es una opción que supone, de forma obvia, una reducción muy considerable en gastos para los usuarios, que compartirán combustible y mantenimiento. Estarás pensando que esto es en lo que consisten empresas como BlaBlaCar, pero ellos se definen a sí mismos como ridesharing por la longitud de los viajes.

El carpooling es indispensable para entender las Smart Cities, que serán aglomeraciones donde los trayectos y viajes se hagan de forma mucho más eficiente y sostenible. Compartir coche, es sin duda uno ahorro para todos y una parte clave de lo que la DGT denomina como Mix de Movilidad.

Carsharing o uso temporal de vehículos

El carsharing es, el mismo vehículo usado por varias personas siempre que les convenga. No se trata de compartir coche todos al mismo tiempo, sino de alquilar un vehículo por cortos periodos de tiempo siempre que lo necesites. Seguro que están ahora en tu mente empresas como Car2go o BlueMove, que se dedican a esto de forma exclusiva.

Las Smart Cities necesitan de este tipo de opciones para poder funcionar: los usuarios no gastarán ni un euro en comprar un coche, y muy poco en mantenerlo o utilizarlo. Además, la mayoría de estas empresas hacen uso de coches eléctricos o híbridos, cuyo consumo es más que favorable para la sostenibilidad de las grandes ciudades.

Coches autónomos y el fin de los atascos

En la mayoría de los casos, la congestión del tráfico se produce como consecuencia de las acciones humanas. Esto es, cambios de carril innecesarios, velocidades y adelantamientos inadecuados y otra serie de acciones que generan esas largas colas en las carreteras. Pues bien, muchos estudios y análisis del auto-pilot están demostrando que si los coches se condujeran de forma totalmente autónoma los atascos no solo se reducirán muchísimo, sino que desaparecerían.

Una Smart City también conlleva una reducción lógica y considerable del tráfico, y una forma de solventarlo es con los coches autónomos. El funcionamiento de estos vehículos es pura matemática, y por ello, los fabricantes de coches están buscando como locos la posibilidad de programar a los vehículos para que te lleven a tu destino sin congestión que valga.

¿Qué significa una ciudad llena de coches autónomos? Probablemente una conducción más lenta, menos agresiva, pero con un ahorro de combustible y tiempo muy considerable y beneficioso para todos. Las formas de conseguirlo son diversas, en primer lugar existe la opción de programar los vehículos para conseguir una conducción eficiente, pero otra forma son los coches conectados. A través de la red y conectividad, los vehículos podrían saber por dónde conducir para evitar atascos.

Las Smart Cities auguran un futuro incierto del mercado de la automoción, donde los vehículos en propiedad parecen desaparecer en favor de un sistema híper-conectado. Compartir gastos, reducir atascos y pagar solo por lo que usas suena a una opción de futuro bastante llamativa a la par que compleja, pero cada vez más real.



Dpto de Contenidos | 15:00 01/12/2016

Compártelo en:



Calcula tu precio

CON LA COLABORACIÓN DE
AXA Seguros
ARAG