Cómo saber si tu casco de moto está homologado

Un casco seguro no es un casco homologado, aprende las diferencias

El casco no solo te salva la vida, sino que también puede ahorrarte una multa de tráfico considerable, que puede ascender a 200€ y tres puntos del carnet. Un casco homologado no es sinónimo de un casco caro, sino que tiene que cumplir una serie de requisitos que poco tienen que ver con el precio. Por eso es importante que compruebes que tu casco cumple todas las condiciones establecidas en el código de circulación.

Entrar en una tienda de accesorios de moto es todo un ritual para cualquier motero. Allí se respira un aire distinto: el olor a nuevo, la cantidad de cachivaches que te pueden volver loco y sobretodo la variedad de gente que allí se reúne con una pasión común, las motos. Esta atmósfera puede hacerte perder la cabeza por unos instantes y llevarte por tanto a comprar un casco que quizás no esté homologado. Focaliza, aunque sea por unos instantes, y compra con cabeza.

infografía cascos moto

Homologación Casco

Ahora mismo vivimos en un mundo donde comprar artículos de cualquier tipo conlleva escasos minutos y un solo clic, adquirir un casco de moto de Uganda es tan sencillo como obtener uno en España. Quizás encuentres un casco precioso en Internet, que puede ser increíblemente seguro, pero también puede no estar homologado. Las normas que rigen la homologación de cascos en nuestro país no están regidas por cuestiones tan sencillas como la seguridad, y por eso es importante que hagas las comprobaciones necesarias.

Partes de un casco de moto

Para poder entender los diferentes requerimientos que debe cumplir tu casco para estar homologado, primero vamos a hacer un breve repaso por cada una de las partes de un casco de moto:

  • Capa exterior o calota, cubre el perfil de la cabeza y en el interior tiene una capa amortiguadora con un espesor no superior a los 0.025 milímetros. Debe ser lisa y dura, y puede estar hecha de diferentes materiales, así los cascos más baratos son los elaborados con termo-plástico inyectado.
  • Acolchado flexible que se ajuste a la cabeza perfectamente.
  • Sistemas de cierre, los cuales deben estar abrochados en todo momento, ya que, aunque lleves un casco homologado, si no está correctamente abrochado, puedes llevarte una multa. Hay distintos tipos y todos ellos son legales, tanto los de sistema macho-hembra, como los de argolla o doble anilla.
  • En la parte exterior debe tener una serie de parches retrorreflectivos así como una etiqueta en su interior que verifique su procedencia y su homologación.
  • Además, adicionalmente puede llevar visera, pantalla, protector facial, etc.

En función de estas partes de un casco de moto, se establecen tres tipos de homologaciones que responden a factores geográficos.

Tipos de homologación de casos de moto

  • SNELL: esta homologación es una de las existentes en Estados Unidos y tiene su origen en el corredor William Pete Snell, que tuvo un accidente por no llevar el caso adecuado. Así inicialmente fijaron su foco en la resistencia frente a la absorción. Es la homologación más estricta de América.
  • DOT: esta certificación la otorga el Department of Transportation (DOT) en Estados Unidos. Un casco que cumple sus requisitos es, básicamente, un casco que haya superado una serie de pruebas de resistencia. Lo peor en cuanto a la certificación DOT es que no realizan pruebas periódicas para asegurarse que la fabricación de los cascos es siempre la misma.
  • ECE: es la homologación válida dentro de la Unión Europea y para pasarla, desde el momento de fabricación, el casco debe someterse a una serie de pruebas de resistencia establecidas por el Reglamento CEPE/ONU 22R05. Comprueban el impacto y la rigidez de la calota, lo someten a condiciones meteorológicas extremas tanto de frío como de calor, y se aseguran de que la visión es la correcta cuando el conductor hace uso del casco. Tanto si es un casco antiguo como uno nuevo, debe pasar las distintas pruebas mencionadas para recibir la certificación.

Cómo saber si mi casco está homologado

Para poder conducir tu moto y no llevarte una multa de tráfico, debe cumplir la certificación ECE y comprobarlo es algo que depende de ti exclusivamente, al igual que el mantenimiento de tu moto. Parece obvio pero el uso del casco continúa siendo una asignatura pendiente para la Dirección General de Tráfico, que sigue centrando sus campañas en aspectos relacionados con este tema.

Llevar un casco que cumple la homologación se aplica a cualquier tipo de moto, da igual que tengas una moto clásica, un ciclomotor o una moto de carretera: el casco que lleves debe cumplir la certificación ECE. Lo mismo sucede con la persona que circula en la moto, por eso los cascos de niño homologados son los mismos que los de adultos.

Para comprobarlo solo tienes que echarle un vistazo a la etiqueta blanca que tiene en su interior, a continuación explicaremos los elementos que la componen para que hagas su correcta comprobación:

Componentes moto
  • A: es el país donde se realiza la homologación. El número 9 corresponde a España.
  • B: revisión vigente de la norma, en España se acepta tanto la número 04 como al 05.
  • C: es el número de homologación asignado a ese casco en concreto.
  • D: corresponden al tipo de casco. Así la letra P son protectivos, tanto integrales como modulares. Las letras N/P hacen referencia a los cascos no protectivos, ya que la mentonera no protege, y la letra J para los cascos jet o abiertos.
  • E: es el número de serie de producción, que permite hacer un seguimiento en la fabricación del casco.
- Mejores tiendas de recambios online
- Comprar Coches en Alemania
- Actualizar GPS para vacaciones


Dpto Contenidos | 15:00 14/07/2016

Compártelo en:



Calcula tu precio

CON LA COLABORACIÓN DE
AXA Seguros
ARAG