El coche más pequeño del mundo

El coche más pequeño del mundo se fabricó en 1962 en la Isla de Man


El coche más pequeño del mundo data de 1962, cuando Peel Engineering lo fabricó por primera vez a mano en la Isla de Man. Se trata del Peel P50, un coche de dimensiones minúsculas, con 1,37 metros de largo por 1,04 metros de ancho y un peso de 59 kilos, características que le hicieron pasar a formar parte del en el libro Guinness de los Récords en 2010 como el coche más pequeño del mundo.

La carrocería del Peel P50 estaba fabricada en fibra de vidrio y estaba disponible en tres colores: Blanco Daytona, Rojo Dragón y Azul Oscuro. Para moverse, este coche diminuto se servía de un motor DKW de 49cc, con el que alcanzaba una velocidad máxima de 60km/h. Como es de esperar, el Peel P50 original contaba con un único asiento, una sola puerta en el lateral izquierdo, un foco frontal y ni siquiera tenía marcha atrás, sino un asa en la parte trasera para hacer maniobras de forma manual, aunque su tamaño hace que se pueda aparcar en cualquier sitio.

El Peel P50 estuvo comercializándose durante tres años en los que se fabricaron 50 unidades originales, de las que se cree que en la actualidad se conservan todavía 27. Aunque parezca mentira, el Peel P50 era apto para circular por carretera en el Reino Unido, categorizado como vehículo de tres ruedas. Este vehículo se importó a Estados Unidos donde también podía circular. Además fue exportado a otros países en los que llegó a ser considerado un ciclomotor. El precio del Peel P50 era de unos 250 euros actuales y destacaba por su bajo consumo de combustible. De hecho, en aquella época se anunciaba como el coche más barato, llegando a afirmar que salía más económico que ir caminando.

A continuación podrás ver una aparición del Peel P50 en Top Gear, que provocó que en 2011 volviera a fabricarse y comercializarse tras despertar el interés de un grupo de inversores que decidió rescatar la marca Peel.

Compar el Peel P50, el coche más pequeño del mundo

Como hemos dicho, el Peel P50 volvió a fabricarse hace 6 años. Actualmente cuenta con la opción de incorporar un motor de dos tiempos y 49cc, que le aportan 3,35 CV y una velocidad máxima de 70 km/h, o si lo prefeires puede elegir entre dos propulsores eléctricos diferentes, uno de 1,6 CV con el que podría alcanzar los 25 km/h y contar con una autonomía de 80 kilómetros, y otro de 4 CV con el que alcanzaría los 80 km/h.

Para que pueda circular por la carretera y considerarse un vehículo homologado, el Peel P50, aunque ha mantenido su aspecto externo y sus medidas, ha sufrido algunas modificaciones en la suspensión, la dirección y el tren de transmisión. Todos cuentan con un piñón y cremallera de dirección súper rápida, una caja de cambios automática, suspensión totalmente independiente, freno en las tres ruedas, un limpiaparabrisas eléctrico, lavado de parabrisas y el asiento está fabricado en cuero. Además, ahora incorpora una marcha atrás, lo que le convierte en un coche completamente legal. Otro de los cambios que se han llevado a cabo es la disponibilidad del Peel P50 en una mayor variedad de colores: Azul Capri, Blanco Daytona, Rojo Dragón, Morado Joyville y Amarillo Sunshine.

El coche más pequeño del mundo es de Reino Unido

Cada uno de los nuevos Peel P50 se fabrican de forma manual, tal y como se hacía originalmente, con el objetivo de que quede a gusto del cliente, gracias también a que el equipo de Peel consigue combinar la ingeniería moderna con el diseño y una construcción con gran autenticidad.

Según afirma la propia marca, el Peel P50 era un coche adelantado a su tiempo, sobre todo si nos fijamos en el chasis monocasco de fibra de vidrio, que es al mismo tiempo muy ligero y resistente. Para ello, el equipo de Peel está compuesto por especialistas en fibra de vidrio que cuentan con más de 40 años de experiencia en carreras de coches de fibra de materiales compuestos reforzados.

El Peel P50 actual tiene un precio de unos 14.000 euros, una cantidad bastante más baja que por la que se puede acceder al vehículo original. En una subasta de coches clásicos fue subastado un Peel P50 original de los 50 producidos en los años 60, cuyo comprador abonó por él cerca de 160.000 euros, al que seguro que le servirán nuestros consejos de mantenimiento para un coche vintage.

- Las mejores tiendas para comprar motos clásicas
- Cómo mantener tu coche sin ir al taller
- Cuánto sabes de coches


Dpto Contenidos | 10:00 02/03/2017

Compártelo en:


Calcula tu precio

CON LA COLABORACIÓN DE
AXA Seguros
ARAG