Comprar un coche de segunda mano sin volverte loco

Cinco sencillos pasos para no equivocarte al comprar tu coche de segunda mano


Comprar un coche de segunda mano puede ser una lotería si no lo haces con cuidado. Cuando vas a invertir esa cantidad de dinero en algo, lo lógico es que prestes especial atención a todos los detalles para poder hacer una compra segura. En los últimos años, y con la llegada de las nuevas tecnologías, los timos de compra-venta de vehículos no han hecho más que aumentar. Ahora cualquiera puede colarte un anuncio falso a través de Internet, y hay muchos muy creíbles.

Como sabemos que, en algún momento, te has visto abrumado por la decisión de qué coche usado comprar, que has encontrado algunos coches de ocasión pero no has llegado a fiarte y que, probablemente, hayas consultado todas las posibilidades dentro del sector, hemos elaborado esta guía.

Con 10 sencillos trucos podrás comprar un coche de segunda mano fiable y duradero por una cantidad mucho más reducida que lo que esperabas. Atento:

Cómo saber qué coche te vas a comprar

Elabora una lista. ¿Qué debe tener tu coche de segunda mano para ser el coche perfecto? No repares en gastos, tú sencillamente apunta, con orden de preferencia eso sí, cuáles son las diez características que tu vehículo usado debe tener. Acompaña cada punto con el motivo por el que lo has escrito, ya que esta lista estará contigo mucho tiempo y al final quizás olvides por qué lo escogiste.

Por si no sabes ni por dónde empezar, te enseñamos una lista de ejemplo:

    • Cinco plazas, porque si no, no podré llevarme a mis amigos a la playa.
    • Cinco puertas. Todas las tardes acerco a mi compañero de trabajo al metro y tener que bajarme para que saliera sería una pesadilla.
    • Diésel. Hago muchos KM y al final me acabará compensando al bolsillo.
    • Consumo oficial de menos de 4 litros/100 km. Por el mismo motivo.
    • Con 90cv o más. Aunque yo no corra mucho quiero que tire bien aunque lleve peso.
    • Sistema de seguridad de frenada EPS o ABS, o los dos. Quiero conducir seguro.
    • Asientos abatibles, porque de vez en cuando llevo cosas grandes, como la tabla de surf y no quiero problemas.
    • Retrovisores eléctricos. Mi garaje es muy estrecho y no quiero tener que estar metiéndolos y sacándolos.
    • Que sea bonito, aunque sea un coche de segunda mano, me gustaría poder fardar.
    • Me encantaría que fuese negro, pero esto ya es por capricho.

Ahora ya sabes por dónde empezar a mirar. Cógete todas las marcas y selecciona todos aquellos modelos que cumplan tus requisitos. Sé coherente con el presupuesto que te quieres gastar, por supuesto. Solo teniendo claro lo que buscas encontrarás un coche de ocasión.

Dónde comprar un coche de segunda mano

Ahora llega el momento de la búsqueda. Con las características que buscamos, y teniendo en cuenta nuestro presupuesto, quédate con dos modelos para comprar un coche de segunda mano u otro. Puedes guiarte también por foros y revistas para ver el grado de satisfacción de los conductores y ayudarte más a decantarte por un modelo u otro.

Teniendo en cuenta nuestra lista, podríamos comprar un Seat León o un Seat Ibiza. Ambos modelos pueden cubrir nuestras necesidades y ahora solo tenemos que ver si encontramos alguno de ellos como coche de ocasión.

Existen distintos sitios en los que mirar, ninguno es una panacea por lo que aquí es dónde viene tu intensa labor como investigador. En primer lugar busca en webs de particulares: milanuncios, Autocasión o coches.net son algunas de nuestras recomendaciones. En todas estas webs puedes filtrar tu búsqueda y como tú ya sabes qué coche de segunda mano quieres comprar (o casi) lo tendrás muy fácil. No seas muy dictatorial, si de repente encuentras otro modelo que cumple todos tus requisitos a un precio de locos, ¡Compra!

También puedes asistir a un concesionario de coches de segunda mano, por ejemplo, Ocasiónplus. Allí tendrás unas garantías que sin duda merecen la pena pero tienes que ser consciente de que el precio probablemente también sea superior. No te vuelvas loco. Todo en la vida tiene ventajas e inconvenientes y esto no es más que una cuestión de valorar.

Últimamente, la transferencia de vehículos o los cambios de coche por coche se estilan mucho. Echa un vistazo a esta opción si tienes un coche en condiciones razonables para intercambiar. Puedes ahorrar mucho dinero y trámites, ya que no tendrás que vender tu coche para comprar uno de segunda mano.

Comprueba el mantenimiento del coche

Este punto es esencial. Pídele al vendedor los papeles que acreditan que haya pasado todas las revisiones pertinentes del coche de segunda mano. Echa un vistazo a su ITV para ver que todo le ha ido correctamente durante la inspección y presta especial atención a:

  • Los neumáticos: comprueba que no tengan rajas ni grietas, que tengan una presión buena y además constante, y mira a ver el año de fabricación.
  • Carrocería: mira a ver que las partes metálicas no han sufrido ningún tipo de corrosión.
  • La suspensión: haz presión sobre la zona del capó y mira a ver cómo responden los amortiguadores.
  • Los cristales: tienes que estar seguro que no tienen ninguna fisura o grieta, por muy pequeña que sea. Éstas siempre crecen y puedes llevarte un disgusto.

Prueba tu coche de segunda mano

No compres sin probar antes tu coche de segunda mano. Esto es lo más importante. Súbete con ganas, arráncalo y escucha el motor. Pisa el embrague y comprueba su dureza, al igual que la del freno. Si notas cualquier temblor o vibración inusual, sospecha. ¿Sale humo feo del tubo de escape? Ten cuidado, puede ser síntoma de futura reparación.

Un coche de ocasión no se puede comprar si no te has subido antes y has chequeado que está todo bien. Sería como comprar una casa sin haber entrado.

Documentación coche de segunda mano

Pide un informe extendido del vehículo de la DGT por un coste inferior a 8 euros. Así podrás ver si el coche de ocasión tiene algún embargo, si ha sido importado o cuáles han sido sus dueños previos. Para poder realizar la compra-venta tendrás que tener un contrato, permiso de circulación, la tarjeta de la ITV, el último recibo del impuesto de matriculación y DNI de ambos.

- 5 ventajas y desventajas de los coches automáticos
- ¿Cuáles son las ventajas de comprar un coche hibrido?
- Claves para el mantenimiento de tu coche diésel


Dpto Contenidos | 10:00 11/08/2016

Compártelo en:


Calcula tu precio

CON LA COLABORACIÓN DE
AXA Seguros
ARAG