Cómo ahorrar carburante

Ya sea diesel o gasolina, te enseñamos cómo ahorrar combustible en tu vehículo

El precio del combustible es un factor que nos condiciona a la hora de realizar un viaje ya que, en algunos momentos del año, el precio del litro puede subir dando lugar a un gasto económico mayor para nuestros bolsillos. Por suerte, ahora mismo el precio tanto de la gasolina como del diésel son los más bajos registrados en años pero aun así, siempre es recomendable realizar una conducción segura y económica para que en la medida de lo posible, podamos ahorrar combustible en nuestro vehículo.

Te recordamos qué, si asegurar por semanas no se ajusta a tus necesidades, tienes la posibilidad de asegurar por días en menos de 5 minutos.

A continuación, os vamos a dejar una serie de consejos y advertencia para que sepáis (si aún no lo sabíais) como es posible ahorrar combustible en el día a día con una serie de recomendaciones y trucos para que a final de mes vuestro bolsillo note la diferencia y os podáis ahorrar unos euros.

Ahorrar combustible en tu vehículo

Si el filtro del aire está sucio ¡Cámbialo!

Puede que mucha gente no sea consciente de que llevar el filtro del aire con suciedad conlleva a un mayor consumo de combustible, ya que, al encontrarse obstruido, el filtro tiene que hacer un mayor esfuerzo y el motor pierde eficiencia y aumenta su consumo. Para evitar esto, debemos revisar cada cierto tiempo que el filtro del aire se encuentre sin suciedad y en caso de que la tenga, debemos o limpiarlo hasta no dejar nada de suciedad o en caso de que ya este viejo cambiarlo por uno nuevo.

Intentar evitar conducir con mucho tráfico o condiciones climatológicas adversas

Si hay algo que odiamos todos los conductores son los atascos y aunque nunca los buscamos (de hecho siempre intentamos evitarlos) siempre nos acabamos viendo en medio de un atasco interminable ya sea porque es hora punta en carretera o por algún otro motivo. Si nos encontramos en un atasco parados durante mucho tiempo, lo más recomendable es apagar el motor para reducir el consumo de combustible e intentar no dar acelerones cuando la fila de coches empiecen a moverse.

Las condiciones climatológicas adversas puede aumentar el consumo de carburante de nuestro vehículo ya que al haber mucho viento o una lluvia intensa, aumenta la presión barométrica y esto genera una resistencia al aire adicional por lo que nuestro ejerce más fuerza indirectamente y así aumenta el consumo de combustible.

Procura llevar el coche con el menor peso posible

Con esto nos referimos a que muchos conductores acostumbran a llevar en todo momento muchos objetos en su vehículo que no necesitan en ese momento pero aumentan el peso del vehículo y por lo tanto el consumo de combustible. Siempre que sea posible, debemos dejar en casa todo el equipaje o material que no necesitemos para hacer que nuestro vehículo viaje más ligero y tenga un consumo menor. Si estas en posesión de un furgoneta o camión con rampa trasera y no te dedicas a la carga y descarga, también es muy aconsejable retirarla del vehículo y solo ponerla cuando realmente vayas a darle uso ya que es una pieza muy pesada y el no llevarla reduce el consumo y aumenta la potencia.

Utilizar aplicaciones comparadoras de precios de gasolina

A día de hoy existen multitud de App que su función es comparar según tu ubicación, donde está el precio de la gasolina o diésel más barato de tu zona. Lo que hacen estas aplicaciones, es buscar las gasolineras más baratas de los alrededores y mostrarte como llegar a cada una de ellas. Esto puede ser muy útil debido a la gran cantidad de competencia que hay y a su diferencia de precios ya que, en caso de llenar entero el depósito de tu vehículo, el precio final puede variar bastante euros de una gasolinera a otra.

Evitar una conducción agresiva y mantener la distancia de seguridad en carretera

Una mala práctica de muchos conductores es el conducir muy pegado al vehículo que va delante dando acelerones y frenazos cada vez que el otro vehículo lo hace ya que de lo contrario podrían colisionar y provocar un accidente. En primer lugar hay que guardar una distancia de seguridad para evitar un accidente a toda costa, un conductor tiene que ser consciente de que lo que maneja es un vehículo a motor y que en caso de accidente puede haber graves consecuencias. Además de las fatales consecuencias que puede acarrear, tener una conducción agresiva aumenta drásticamente el consumo de combustible llegando a casi duplicar el consumo de tu vehículo solo por los pequeños acelerones y frenazos por lo que se recomienda una conducción más pausada para conseguir un considerable ahorro de combustible.

Apaga todo el sistema electrónico y el climatizador antes de cortar la energía.

La mayoría de los conductores solemos dejar toda la parte electrónica (Radio, Climatizador, Bluetooth) encendido de manera que cuando apaguemos el vehículo se apague cuando quitemos el contacto. Hasta ahí todo correcto pero ¿Qué pasa cuando volvemos a meter el contacto para arrancar el vehículo? Cuando encendemos el vehículo y no hemos apagado los dispositivos antes de apagarlo, el vehículo hace un mayor esfuerzo para poder alimentar todo en el arranque y puede aumentar el consumo de combustible, además, esto también puede afectar directamente al estado de la batería por lo que lo más recomendable es apagar todo antes de quitar el contacto y una vez este el vehículo arrancado, enciendas uno a uno todos los dispositivos electrónicos de los que disponga tu vehículo.

Evitar conducir con las ventanas bajadas y con el aire acondicionado activado

Es obvio que si nuestro vehículo dispone aire acondicionado y nos encontramos con un clima muy caluroso, vayamos a hacer uso de el ya que prácticamente a día de hoy todos los vehículos lo llevan de serie o por muy poco dinero extra la opción de ponerlo. Si quieres ahorrar combustible intenta no activar el aire acondicionado durante el viaje ya que en caso de llevarlo puesto, aumentara el consumo y si tu vehículo tiene pocos CV de potencia, notaras que pierde fuerza.

También puede aumentar el consumo de combustible conducir con las ventanas abiertas ya que el aire que entra ejerce una presión a nuestro vehículo que le obliga a trabajar más duro y por lo tanto a consumir más litros de combustible.

Después de estos consejos y recomendaciones de cómo ahorrar combustible en tu vehículo, estamos seguros que si desconocíais alguno ya os lo habréis apuntado para ponerlo en práctica en vuestro próximo viaje y los que ya conocierais seguir practicándolos para evitar un consumo de combustible mayor en vuestro vehículo y a reducir el coste mensual en carburante.

TAMBIÉN TE INTERESA

- Mantenimiento motocicletas Custom
- Comprar Coches en Alemania
- Top Coches Baratos 2015


Sergio de Lope | 12:30 18/02/2016

Compártelo en:



Calcula tu precio

CON LA COLABORACIÓN DE
AXA Seguros
ARAG