Trucos para aparcar bien

algunos consejos para facilitarte las maniobras en los aparcamientos más difíciles


Si conduces habitualmente, seguramente tengas que realizar las maniobras de aparcamiento varias veces al día. A algunos conductores, sobre todo a los novatos, les cuesta más que a otros aparcar su coche, pero lo cierto es que todos se pueden encontrar con que el único aparcamiento disponible requiere de maniobras más complicadas para aparcar.

Por eso, vamos a presentaros unos cuantos trucos que te servirán para aparcar tu coche de una manera rápida y fácil y con los que comprobarás si hasta ahora, aunque a ti te parezca que sí, has aparcado realmente bien, sobre todo si quieres evitar una multa. Para ello, diferenciaremos los trucos para aparcar según el tipo de aparcamiento: en batería, en línea y en oblicuo.

Aprende a aparcar en oblicuo

Trucos para aparcar en batería

Lo primero que tienes que hacer para aparcar en batería es buscar un aparcamiento libre, para lo que puedes ayudarte de una APP para encontrar aparcamiento de forma rápida y fiable. Otras plataformas sirven para facilitarte el proceso de aparcamiento, como sucede con E-Park, que te ayuda al pago de los tickets de parking sin problemas.

Aunque algunos conductores para aparcar en batería simplemente entran en la plaza libre hacia adelante porque es más fácil, te recomendamos que aparques y hagas la maniobra con la marcha atrás, ya que luego te resultará menos complicado salir del aparcamiento, sobre todo si hay tráfico en la carretera, y tendrás más visibilidad.

Para ello, lo primero que debes hacer antes de comenzar la maniobra de aparcamiento en batería es poner el intermitente del lado en el que esté la plaza libre y colocar el coche en perpendicular a los que también están aparcados en batería, a una distancia de más o menos un metro. A continuación sitúa la parte trasera de tu coche a la altura del inicio de la plaza libre.

Una vez estés bien situado, gira toda la dirección a la derecha y da marcha atrás, siempre teniendo cuidado de que el retrovisor de tu coche no choque con el coche que ya está aparcado. Presta atención también al coche situado al otro lado y realiza una última maniobra si es necesario para dejarlo totalmente en paralelo y más o menos a la misma distancia por los dos lados con los otros coches aparcados. Esto evitará dar con las puertas a los otros coches cuando abras y viceversa.

Además, uno de los trucos de aparcamiento para este tipo en concreto es, si la plaza libre es muy estrecha, abrir un poco la puerta mientras realizas la maniobra para comprobar si estás bien situado.

Trucos para aparcar en línea

Para aparcar en línea es importante que te pongas en paralelo con el coche que va a estar aparcado delante del tuyo con una distancia aproximada de un metro. Suponiendo que vamos a aparcar a la derecha, comienza a dar marcha atrás en línea recta hasta que la ventanilla trasera de tu coche coincida con la parte trasera del coche aparcado. Una vez en esta posición, gira toda la dirección a la derecha y sigue dando marcha atrás hasta que por el retrovisor veas la parte trasera del otro coche. A continuación gira toda la dirección a la izquierda y sigue con la marcha atrás para enderezar el coche. Por último, comprueba que el coche está recto y se encuentra más o menos a la misma distancia del coche de delante que del de detrás.

Te recomendamos que si aparcas en línea, evites hacerlo detrás de un coche con bola de remolque, ni delante o detrás de un todo terreno. Y, por supuesto, no dejes nunca alguna de las ruedas subida a la acera, y realiza las maniobras necesarias para que todas queden sobre la carretera. Por último, es recomendable que dejes la dirección recta, ya que los neumáticos, los amortiguadores y las transmisiones sufrirán menos.

Trucos para aparcar en oblicuo

Por último, si te encuentras una plaza de parking libre en oblicuo, la maniobra para aparcar es bastante similar a la de batería. Simplemente en lugar de dejar el coche recto, debes aparcarlo en posición diagonal. Los trucos para el aparcamiento en oblicuo son también prácticamente los mismos que para aparcar en batería. Debes dejar el coche centrado, con el mismo espacio con respecto a los otros coches a ambos lados, y evitar aparcar en la medida de lo posible al lado de coches familiares, ya que los niños suelen tener menos cuidado al apearse y podrían darte un golpe.

Cómo aparcar en batería sin problemas

Tecnología que facilita el aparcamiento

A pesar de que los trucos que te hemos dado te ayudarán a aparcar de una manera fácil y rápida, la tecnología de los coches también se ha ido desarrollando y los más nuevos cuentan ahora con diferentes dispositivos para ayudar al conductor a la hora de aparcar. Por ejemplo, los sensores de párking, cámara trasera, cámara cenital, detector de obstáculos trasero, medidor de espacio o incluso el aparcamiento asistido.

A la hora de aparcar tu coche este también puede sufrir daños, ya sean provocados por otros o por ti mismo, por lo que es importante contar con un buen seguro. Recuerda que puedes asegurarlo por semanas con Seguroporsemanas.

Contrata un seguro por meses
- Test: ¿Cuánto sabes de coches?
- Mantenimiento y lavados para tu coche
- Quién es el culpable si atropellas un animal


Dpto Contenidos | 10:00 21/02/2017

Compártelo en:


Calcula tu precio

CON LA COLABORACIÓN DE
AXA Seguros
ARAG