Las 10 cosas que haces mal al aparcar

Recopilamos las 10 peores cosas que hacen los conductores al aparcar


Aparcar suele ser una de las partes más complicadas a la hora de sacarte el carnet de conducir, si bien una vez coges práctica, se convierte en una maniobra que los conductores realizamos de forma casi automática. No obstante, aparcar bien sigue siendo una tarea pendiente para muchos, y es que no es difícil encontrar más de un coche mal aparcado en una misma calle.

De hecho, tantos son los casos de mal aparcamiento, que varios conductores se unieron hace unos años para crear una página web con el nombre de aparcascomoelculo.com, con el objetivo de denunciar públicamente y de una manera un tanto simpática lo mal que aparcan otros conductores, mediante el envío de fotografías que pongan en evidencia el mal aparcamiento. Además, también promovieron una iniciativa que consistía en poner notas en el parabrisas a los coches mal aparcados, para lo que en la propia web facilitan un formulario.

Por este motivo, nos hemos decidido a realizar una recopilación de las 10 peores formas de aparcar un coche, que detallaremos en el siguiente apartado y que seguro te resultarán familiares.

Las 10 peores formas de aparcar

Aparcar en diagonal, dejar el coche casi rozando con el de al lado, aparcar ocupando dos plazas… Estos son solo alguno de los ejemplos de mal aparcamiento que hemos recopilado y que te presentamos a continuación.

Los 10 errores de aparcamiento más comunes

#1 Aparcar en la acera

Algunos conductores, por las prisas o por no querer ponerse a buscar un aparcamiento, aparcan en la acera. Aunque muchos solo suben las dos ruedas en el bordillo en un momento puntual y durante un pequeño periodo de tiempo, hay algunos otros que lo aparcan completamente en la acera, dificultando el paso de los peatones, y continuando con sus tareas sin preocuparse. El aparcamiento en la acera, como veremos al final del artículo, no solo dificulta el paso a los peatones, sino que también conlleva multa.

#2 Aparcar en un reservado de minusválidos

Aunque no son muchos casos, algunos conductores, tras no encontrar aparcamiento y ver libre el reservado para minusválidos, deciden aparcar su coche ahí, aun sabiendo que están quitando una plaza a una persona con discapacidad que la necesita realmente. Esto, como veremos más adelante, también conlleva una multa.

#3 Aparcar en un paso de cebra

En otras ocasiones, el conductor decide que, ante la falta de aparcamiento, no pasa nada por dejar el coche estacionado un rato en el paso de peatones, dificultando e incluso impidiendo el cruce de la calle a los viandantes. Como en los dos casos anteriores, este acto se considera infracción y supone una multa.

#4 Aparcar en un sitio demasiado justo

Ante la falta de alternativas, algunos conductores deciden aparcar su coche en una plaza con un tamaño igual o inferior al del vehículo, por lo que para aparcarlo, además de tener realizar infinitas maniobras, lo normal es que den algún golpe a los coches que ya están aparcados. Esto en el caso del aparcamiento lateral, porque en el aparcamiento en batería, aquellos que meten su coche en una plaza muy justa, tendrán dificultades para salir del coche y es probable que den con la puerta a uno de los coches que ya están aparcados.

#5 Aparcar ocupando dos plazas

Este tipo de aparcamiento es muy común en aquellas personas que tienen un coche recién estrenado. Para evitar posibles roces con los coches de al lado, aparcan su coche en mitad de dos plazas, impidiendo que otros coches puedan estacionarse a su lado. Aunque este tipo de estacionamiento no vaya a tener una multa como consecuencia, es probable que alguien que está buscando aparcamiento se coja un buen enfado.

#6 Estacionar en diagonal

En otros casos, lo que al conductor le preocupa al aparcar no es evitar roces en su coche, sino estacionar lo más rápido posible y sin maniobras, por lo que a veces en aparcamientos en batería rectos encontramos coches aparcados en diagonal, ocupando más de una plaza e impidiendo aparcar al resto correctamente.

#7 Aparcar dejando demasiado espacio

En un aparcamiento lateral, en ocasiones vemos que hay una plaza pero nuestro coche no entra por poco, y es que el coche que está aparcado delante o detrás ha dejado más espacio del necesario respecto al otro coche, desperdiciando así una plaza libre.

#8 Dejar el coche demasiado pegado a otro vehículo

Por el contrario, también hay ocasiones en las que, al estacionar en un aparcamiento lateral, el conductor lo deja muy pegado a otro que ya está aparcado, por lo que este tiene problemas para salir del aparcamiento.

#9 Aparcar bloqueando una salida

Puede que te haya pasado, que hayas querido entrar en tu garaje y no hayas podido porque había un coche estacionado en el medio de la entrada, o en una salida no has podido o has tenido problemas para girar hacia el sentido que querías porque un coche te impedía la visibilidad. Como veremos más adelante, esta infracción podría conllevar multa.

#10 Aparcar en doble fila bloqueando el paso

Parar en doble fila durante un periodo corto de tiempo en una vía ancha en la que no se dificulta la circulación del resto de vehículos es una cosa, pero dejar el coche en doble fila durante un buen rato y encima impidiendo el paso a vehículos de gran tamaño. En esta última situación, además de poder llevarte una buena multa, la grúa podría retirar tu vehículo.

Multas por aparcar mal

Antes de hablar de las multas por aparcar mal, hay que tener claro que aparcar es dejar un vehículo parado en un lugar determinado durante un periodo superior a dos minutos, mientras que por debajo de ese tiempo se considera parar.

Aparcar mal puede considerarse una falta grave o leve según el lugar en el que se encuentre el vehículo o la situación. Por lo tanto, se considerará una infracción grave aparcar en un lugar en el que el vehículo dificulte la correcta circulación y el paso de los peatones, así como en paradas de bus, aparcamiento para discapacitados, túneles, curvas… Estas faltas conllevan una multa de 200 euros, si bien puede darse la reducción del 50% si se paga de forma voluntaria antes del periodo establecido. Además, si el vehículo no permite la correcta circulación del resto de vehículos o el paso de peatones, podría ser retirado por una grúa. Por el contrario, si la falta se considera leve, tendrás que pagar una multa de hasta 100 euros, a la que también se podrá aplicar la rebaja del 50% si se paga dentro del plazo.

De esta manera, si quieres evitar una multa como consecuencia de un mal aparcamiento, busca un sitio en el que tu coche quepa sin problema, en el que no exista una señalización que prohíba aparcar y deja el espacio justo entre un coche y otro. En definitiva, usa el sentido común al aparcar y piensa en los demás conductores, y así evitarás conflictos innecesarios.

Seguro para una semana
- Las mejores APP para el coche
- Las peores ciudades para conducir
- Cómo conducir por una rotonda


Dpto Contenidos | 10:00 18/04/2017

Compártelo en:


Calcula tu precio

CON LA COLABORACIÓN DE
AXA Seguros
ARAG