10 mitos sobre el ahorrar gasolina

Qué hábitos ahorran gasolina y cuáles no son más que leyendas urbanas

Ahorrar gasolina y todos los mitos y trucos que han en relación a este tema, son motivo de conversación de forma recurrente en todos los grupos de amigos, cenas familiares y reuniones de trabajo que se precie. Y es que, el precio de la gasolina y sus fluctuaciones han generado que todas estas leyendas urbanas no hagan más que crecer. Por ello, encontrar la gasolina más barata se ha convertido en uno de los grandes objetivos de todos los ahorradores de nuestro país.

Pero los precios de la gasolina no son lo único que genera incertidumbre, también las estrategias para ahorrar el máximo de combustible se han extendido y cada uno tiene la suya. Necesitamos una explicación científica que nos ayude a esclarecer cuáles de todas estas leyendas son mitos y cuáles de ellas son realidad.

Mitos sobre ahorrar gasolina 10 Mitos sobre ahorrar gasolina

En Seguroporsemanas sabemos que este tema te interesa, y que tener un razonamiento empírico que rebata las afirmaciones de tus amigos cuando discutáis sobre el asunto es importante. Por eso, vamos a ir punto por punto analizando todos los mitos que hemos oído por ahí relacionados con ahorrar gasolina, los precios de la gasolina, el diésel, los tipos, la aerodinámica del coche y el octanaje de la gasolina.

Mito de ahorrar gasolina: conducir con la ventanilla abierta consume más

Conducir con la ventanilla abierta no tiene por qué consumir más gasolina. El tema es que, muchos coches han sido diseñados teniendo en cuenta el factor del consumo y la ventanilla. Así su aerodinámica está, pensada especialmente para, aun teniendo la ventanilla abierta y conduciendo a máxima velocidad, el coche consuma lo mismo. Si no imagina en los coches descapotables cómo sería el asunto.

Si bien es cierto, que tendrás que buscar la gasolina más barata de España si el diseñador de tu coche no ha pensado en tu bolsillo. Muchos vehículos han obviado el tema del consumo en su aerodinámica cuando las ventanillas están bajadas, por lo que, al bajarlas generamos una turbulencia alrededor del coche, aumentando de forma considerable la resistencia aerodinámica.

Verdad en el ahorro de gasolina: el aire acondicionado sí gasta combustible

El aire acondicionado, en todos los modelos de todas las marcas de coche, consume más gasolina encendido que apagado. Ahora hay que sopesar si ahorrarás más gasolina con la ventanilla bajada o con el aire puesto y la respuesta no es universal. Dependiendo del vehículo que tengas te compensará más una cosa u otra.

El tema es que, el aire acondicionado de nuestro coche pone en funcionamiento ciertos sistemas del vehículo que consumen más combustible. Se considera de forma genérica que tener el aire acondicionado puesto consume entre un 5 y un 20% más que si lo dejas apagado. Esto dependerá de nuevo del tipo de vehículo pero también de la temperatura exterior del coche, la interior y a qué temperatura programemos el aire.

Llenar el depósito por la mañana es más caro: una verdad a medias

Habrás oído mil veces que echar gasolina a primera hora de la mañana es más caro y en esta afirmación hay algo de verdad, ya que, cuanto más baja sea la temperatura más condensado estará el combustible y por tanto obtendremos una menor cantidad por el mismo precio. Al margen de esto, diremos que se trata de un hecho solo aplicable si echas gasolina cuando la temperatura es más baja, no por ser más pronto.

Aun así diremos que los avances tecnológicos hacen que esta verdad sea cada vez más mito, ya que el precio de la gasolina se mantiene durante todo el día y los depósitos están siempre en el mismo lugar, esto es, soterrados. Al estar bajo tierra el combustible tiende a mantener su temperatura por lo que la hora a la que recarguemos pilas da exactamente igual.

Cuanto mayor sea el octanaje de la gasolina, más ahorraremos: gran mito

Esto es, sin dar ningún rodeo, una tontería. Encontrarás a más gente de la que crees que intentará convencerte con toda una fórmula de consumo, caballos y octanaje de la gasolina para afirmar que este último factor es determinante en el consumo. En realidad lo que dicen carece de sentido, ya que a no ser que la gasolina sea de calidad pésima no se producirá el conocido fenómeno “picado de biela” .

Todo el diésel comercializado en nuestro país, así como la gasolina, tienen calidad más que suficiente como para que el octanaje no sea determinante en el consumo. Por lo que, independientemente del precio de la gasolina, este no será un factor que nos ayuda a ahorrar. La gasolina de los supermercados contiene menos aditivos pero estos solo ayudan a la lubricación del motor y no al ahorro de combustible.

Utilizar marchas largas ahorra gasolina: mito a la vista

¿Por qué esto es un mito? Porque no se cumple siempre y es que las generalizaciones son odiosas. Lo mejor para ahorrar gasolina es conducir en la marcha que corresponde en cada momento. Encontrar la marcha que se adapta a la circunstancia es clave si queremos saber cómo reducir el consumo de gasolina.

Y te estarás preguntando, ¿cómo sé yo cuál es la marcha óptima para mi coche? Pues bien, es aquella en la que, aunque pisemos el acelerador a tope, el coche saldrá airoso sin tener que reducir una marcha. Si no tenemos este hábito lo que estamos haciendo es someter el motor a un estrés innecesario, forzándolo cuando pisamos el acelerador al máximo y no es capaz de reaccionar.

Bajar las cuestas en punto muerto ahorra gasolina: puede ser verdad

Esto, como todo en la vida, depende de por dónde lo mires. Lo que pasa es que, hay mucho que afirman y reafirman que bajar las cuestas en punto muerto no consume nada de nada y esto no es verdad. Nuestro motor necesita de un mínimo de combustible para mantenerse en funcionamiento.

Por otro lado, cabe aclarar que depende de la cuesta, quitar la marcha será recomendable o no, ya que si la pendiente no es lo suficientemente acusada el coche perderá velocidad y si lo es, perderemos el control del coche a una velocidad probablemente más elevada que la indicada en la norma. En cualquier caso se trata de una práctica poco segura y que no recomendamos por el alto riesgo que puede tener.

Calentar el motor antes de coger el coche no ayuda al consumo

Esta práctica es recomendable por distintos motivos. En el caso de los coches diésel con turbo, por ejemplo, es necesaria para lubricar el motor mínimamente y no pegarle un acelerón importante con el motor frío. Sin embargo, y hasta donde al ciencia ha avanzado, calentar el motor antes de salir no ahorra gasolina.

Así, todos aquellos que no tenéis un turbo y dejáis el coche arrancado un ratito antes de moverlo no estáis haciendo otra cosa que todo lo contrario: consumir más gasolina de la debida, derrochando combustible a lo tonto.

Los neumáticos de baja resistencia reducen el consumo: verdad como un templo

Esto es una gran verdad, el tipo de neumático que usemos puede afectar de forma considerable al ahorro o no ahorro de gasolina. Y de forma genérica la presión a la que estén también es bastante determinante. Es importantísimo que revises que la presión de todos los neumáticos, tanto delanteros como traseros, está a la recomendada por el fabricante. Si no sabes cuál es la tuya, en webs como Oponeo te ayudarán.

Oirás a mucha gente afirmar que, con algo de sobrepresión se ahorra más gasolina y están en lo cierto. Al reducir la zona de contacto puedes ahorrar gasolina pero también reducir el tiempo de frenada y en cado de tener que hacer una frenada de emergencia, el tiempo en el que reaccione el coche disminuirá de forma considerable.

Dejar la puerta trasera hacia abajo reduce el consumo de gasolina: no es del todo cierto

Muchos conductores de pick-up, furgonetas o camionetas, tienen la teoría infundada de que, si dejan la puerta trasera hacia abajo reducirán su consumo de combustible y esto es relativamente verde. La explicación lógica y científica de este fenómeno es la misma que la de la ventanilla, un tema de fricción y aerodinamismo.

¿Qué sucede? Que tras realizar algunas pruebas, como en el caso de la ventanilla, se ha demostrado que no se consume menos en una casuística que en otra.

Conducir un coche pequeño consume menos: como todo, depende

¿De qué depende? De la potencia del coche. En este caso el tamaño no importa y solo la potencia, combustible (lógicamente un coche híbrido consume menos gasolina) y tipo del motor afectarán en el consumo final de gasolina. Aunque sí que es cierto que los coches pequeños debido a su menor peso tienden a tener una potencia menor y por tanto un consumo más bajo, esto no siempre se cumple. Además suele coincidir que los coches pequeños suelen ser los más económicos.

- Ahorra en tu seguro con Miseguromasbarato
- Aprende a importar un coche amerciano
- 10 coches de lujo que consumen poco


Dpto de Contenidos | 11:30 27/10/2016

Compártelo en:



Calcula tu precio

CON LA COLABORACIÓN DE
AXA Seguros
ARAG