Aprende a proteger tu coche del sol

El verano y las altas temperaturas pueden hacer que tu coche sufra


Siempre hacemos hincapié en la importancia de llevar a cabo un mantenimiento diario de nuestro coche para alargar su vida útil y prevenir posibles averías. Además de esto, también es importante tomar algunas medidas dependiendo de la época del año en la que nos encontremos, ya que, aunque parezca mentira, la climatología también influye en el comportamiento de nuestro coche.

Como estamos en pleno verano, hoy vamos a hablar de cómo afectan las altas tempraturas a nuestro coche y las precauciones que debemos tomar para minimizar al máximo los posibles daños que pueden derivar en averías.

Precauciones para el coche en verano

El sol y el calor pueden afectar no solo al exterior del coche, sino también a aspectos técnicos del mismo. A continuación, vamos a explicarte cómo puede verse afectado el coche en verano por estos factores y cómo prevenirlo al máximo.

Por un lado, el sol puede provocar un deterioro de la carrocería y del interior del coche si lo exponemos durante un tiempo prolongado. La pintura perderá su brillo e intensidad y si existe cualquier tipo de suciedad en la carrocería, esta podría quedar marcada. Luego tendrás que pulir el coche y este es un proceso caro y engorroso, por eso, te recomendamos que intentes dejar el coche siempre que puedas en un aparcamiento en sombra. Como esto a veces es tarea imposible, es importante que lleves a cabo algunas otras medidas:

  • Elimina cualquier tipo de suciedad de la carrocería: ya sean insectos, excrementos de pájaro o cualquier otro tipo de suciedad, es importante que lo limpies cuanto antes, ya que de lo contrario podrían quedar marcas.
  • Encera el coche: el inicio del verano puede ser un buen momento para encerar el coche, que protegerá la pintura. Además, si usas una cera protectora contra los rayos ultravioleta, la agresión del sol en la pintura de tu coche será mucho menor aún.
  • Lava el coche más a menudo: en verano el coche suele ensuciarse más, ya sea porque vamos a la playa, al campo y circulamos por carreteras menos habituales, o bien porque hay más partículas de suciedad en el aire. Por eso, es recomendable que lo laves de forma más frecuente.

Además, para proteger el interior del vehículo y que tanto el tapizado como el resto de superficies no pierdan color, además de evitar un calor insoportable cuando vayas a entrar en él, utiliza parasoles tanto en la luna delantera como en la trasera.

Evita el calor en tu coche y protégelo con estas medidas

Por otro lado, el calor también puede provocar averías en diferentes mecanismos del coche, como puede ser el aire acondicionado, el motor o el elevalunas eléctrico. A continuación, te vamos a explicar cómo prevenirlas en la medida de lo posible:

  • Ventila el coche antes de encender el aire acondicionado: después de estar todo el invierno sin usarlo, llega el asfixiante calor, dejas el coche al sol, te subes y pones el aire acondicionado al máximo. Seguro que has hecho esto alguna vez, pero lo que no sabes es que esto puede hacer que el aire acondicionado sufra una avería. Por eso, te recomendamos que cuando te subas al coche, ventiles bajando las ventanillas y enciendas el aire acondicionado de forma progresiva.
  • Controlar la cantidad de líquido refrigerante: el termostato o el electroventilador son los encargados de regular la cantidad de este líquido, lo que ocurre es que hasta que el calor no es muy elevado el motor no necesita líquido refrigerante y ahí es cuando puede producirse un sobrecalentamiento del motor. Por eso, lo ideal es que cada cierto tiempo compruebes que el nivel de líquido refrigerante es el correcto.
  • Utiliza el elevalunas eléctrico también en invierno: la falta de uso del elevalunas eléctrico durante el invierno, puede hacer que se averíe y que nos demos cuenta en verano cuando necesitemos ir con las ventanillas bajadas. Para evitar esto, recomendamos bajar las ventanillas de vez en cuando también durante el invierno.

Si cumples todas estas medidas, estarás protegiendo tu vehículo contra los efectos del sol y el calor en verano y también ahorrarás el dinero de la reparación de posibles averías que podrían surgir si no lo hicieras.

Además de tener tu coche a punto en todo momento, también debes tenerlo siempre asegurado. Por eso, si te surge cualquier contratiempo o simplemente el seguro anual no encaja en lo que necesitas, puedes contratar un seguro temporal de coche de 1 a 12 semanas en menos de 5 minutos con Seguroporsemanas.

Seguro para una semana
- Cómo hacer el lavado de tu coche
- Cómo cambiar las ruedas de tu coche
- Descubre la historia de Honda


Dpto Contenidos | 10:00 03/08/2017

Compártelo en:


Calcula tu precio

CON LA COLABORACIÓN DE
AXA Seguros
ARAG