Sistemas de retención infantil

Los sistemas de retención infantil son fundamentales para garantizar la seguridad vial de los más pequeños


Los sistemas de retención infantil están pensados para garantizar la seguridad y protección de los niños frente a un posible accidente de tráfico. Para evitar lesiones en los más pequeños, como sus medidas son más reducidas, no es suficiente con el cinturón de seguridad que incorporan todos los coches, y por eso existen sistemas de retención infantil que se adaptan a diferentes edades y que hay que incorporar a los coches familiares.

De hecho, es obligatorio que los niños que midan menos de 135 cm viajen con un dispositivo de seguridad homologado y adaptado a su peso y estatura, ya que gracias a estos sistemas se reducen un 75% de las muertes y un 90% de las lesiones en caso de accidente. Aparte de garantizar la seguridad del niño, llevarle correctamente protegido en el coche evitará una multa de 200 euros e incluso la pérdida de 3 puntos. Además, según la Disposición final cuarta de la Ley sobre tráfico, Circulación de vehículos a Motor y Seguridad Vial de 2014, “los agentes de la autoridad podrán proceder a la inmovilización del vehículo cuando se acredite que los menores de edad susceptibles de ello no hagan uso del dispositivo de retención infantil, tanto en las vías urbanas como interurbanas”.

Lesiones más frecuentes en los niños por accidentes de tráfico

La insistencia en la obligación de llevar a los niños bien asegurados con los sistemas de retención adecuados se debe al hecho de que los niños son los pasajeros que más expuestos están a sufrir una lesión grave en caso de accidente.

Las lesiones más frecuentes de los niños de hasta 2 años son las que afectan al cuello, debido al tamaño de la cabeza con respecto del cuerpo y a la fragilidad de la columna vertebral. En cuanto a los niños de entre 2 y 4 años, las lesiones más frecuentes son las que afectan a la cabeza, ya que las vértebras son frágiles y puede que no soporten un golpe, por lo que estas lesiones son las más graves. Por último, entre los niños de 4 a 10 años las lesiones como consecuencia de accidentes de coche más frecuentes son las de abdomen, ya que pueden sufrir hemorragias internas al no estar sus órganos suficientemente fijados a su estructura abdominal.

Tipos de sistema de retención infantil

Para evitar las lesiones mencionadas anteriormente o minimizarlas lo máximo posible, hay que colocar en el coche un sistema de retención homologado según la normativa europea vigente ECE-R44.03, que lleve una etiqueta de color naranja en la parte trasera, que garantiza que ha pasado unas pruebas de seguridad.

Además, para saber qué sistema de retención es el correcto para cada niño, a continuación vamos a explicar la clasificación de estos sistemas.

Qué silla de niño para el coche

Sistema de retención infantil para el grupo 0

En el Grupo 0 se encuentran las sillas que deben llevar los bebés de 0 a 1 año y hasta los 10 kilos de peso. Suele ser o bien un capazo con arneses para colocar entre los asientos de atrás que se enganche a los cinturones de seguridad, o bien una silla de seguridad inclinada para colocar en el asiento del copiloto, siempre en el sentido contrario a la marcha del coche, o en la parte de atrás en el centro. Si se coloca la silla del niño en el asiento delantero, hay que asegurarse de desconectar el airbag del copiloto. Cabe destacar que la seguridad del bebé en el coche, ya debe tenerse en cuenta antes de nacer, ya que cuando una mujer embarazada se pone al volante, es recomendable que utilice una sujeción específica.

Seguridad en el coche para niños del grupo 0+

El Grupo 0+ es una nueva categoría para los niños de hasta 13 kilos o 18 meses, y consiste en una silla infantil que se coloca en el asiento trasero del coche en sentido contrario a la marcha.

Elevador infantil para grupo I

En el Grupo I se encuentran los sistemas de retención para niños de entre 1 y 4 años o con un peso de entre 9 y 18 kilos. Se trata de unas sillas que se enganchan con el cinturón de seguridad y se sitúan en el sentido de la marcha, con el cinturón del coche o uno que lleve la silla.

Silla de coche obligatoria para niños del grupo II

El Grupo II comprende a los niños de 3 a 6 años con un peso de entre 15 y 25 kilos. El sistema de retención consiste en un cojín elevador con respaldo y protección lateral para la cabeza. Debe situarse en la parte de atrás del coche en el sentido de la marcha y tiene que incluir unas guías laterales para colocar el cinturón de seguridad.

Normativa de sillas infantiles de grupo III

Por último, en el Grupo III se encuentran los niños de 5 a 12 años y de entre 22 y 36 kilos. También es un cojín elevador, que puede tener respaldo de protección lateral para la cabeza y regulación de altura o no, y debe permitir colocar el cinturón de seguridad del vehículo sobre la clavícula del niño.

Si quieres conocer qué dice la DGT sobre la normativa de sillas para niños de coche, te recomendamos descargar este PDF informativo con toda la información. Se trata de un documento muy visual y que te servirá a modo de resumen para conocer más en profundidad qué sistemas de retención se adaptan mejor a ti.

- Cómo llevar de manera segura a los niños en moto
- Marcas de coche más fiables
- Cómo ahorrar gasolina


Dpto Contenidos | 10:00 14/02/2017

Compártelo en:


Calcula tu precio

CON LA COLABORACIÓN DE
AXA Seguros
ARAG