5 Ventajas y desventajas de los coches automáticos

Si estás pensando en comprarte un coche automático párate a pensar en las ventajas e inconvenientes

Antes optar por la compra de coches automáticos o por la de coches manuales debes conocer las ventajas y desventajas de una caja de cambios automática.

Infografía coches automáticos

Coches automáticos

Ventajas de comprar un coche automático

Comprar un coche de ocasión con caja de cambios automática tiene muchas ventajas, estas son las principales:

  • Comodidad: La primera ventaja de contar con un coche de caja de cambios automática es la comodidad que proporciona durante el uso del vehículo. No tener que buscar la simultaneidad entre el embrague y las marchas te hará más fácil la conducción. Sobre todo sueles circular por ciudades con mucho tránsito donde los atascos son muy comunes.
  • Seguridad en la carretera: Las transmisiones automáticas aportan mayor seguridad en la circulación. No tener que estar atento a otros factores y poder mantener ambas manos en el volante durante todo el recorrido te dará la posibilidad de prestar mayor atención a la carretera.
  • Cuidado del motor: está demostrado que los coches automáticos castigan menos el motor de tu vehículo. Esto se debe a que los cambios de marcha son realizados con mayor precisión y se realizan en el momento correcto.
  • Coches automáticos baratos: los coches de segunda mano automáticos se conservan en mejor estado. Por lo que podrás comprar un coche en perfectas condiciones a un precio menor.
  • Coche para todo tipo de personas: este tipo de vehículos son perfectos para todo tipo de personas. Los coches automáticos son ideales para personas con determinadas discapacidades ya que facilita la conducción.

Desventajas de comprar un coche automático

No todo son ventajas en los vehículos con palanca de cambios automática, por ello debes de valorar los aspectos que más te interesan al comprar un coche.

  • Combustible: Es cierto, que en los coches automáticos el tipo de combustible no son un factor decisivo, no interfiere durante la conducción. Al contrario de lo que sucede en coches de cambio manual, se puede apreciar con rapidez si el coche es gasolina o diesel. Aunque al conducir un coche automático no se percibe que tipo de carburante utiliza sí que podemos afirmar que este tipo de vehículos consumen más, ya que el coche automático depende del freno, lo cual puede aumentar el consumo de combustible hasta un 10%.
  • Precio: normalmente comprar coches automáticos supone un desembolso económico mayor. Si son cajas de cambios automáticas básicas el incremento en el coste es aproximadamente de 600€ mientras que si con cajas de transmisión DSG suben hasta a 2.000€. En estos incrementos también influye la marca del vehículo.
  • Mantenimiento: el mantenimiento del vehículo requiere de mayor especialización por lo que las revisiones son más exhaustivas. Dada la complejidad mecánica y la frecuencia de revisión que requiere el mantenimiento es más costoso que en coches de cambio manual.
  • Reacción en la carretera: Si necesitas hacer un cambio brusco mientras circulas con tu coche automático que implique una aceleración considerable de las marchas o simplemente la gestión de estas te resultará más complicado que utilizando cajas de transmisión manual.
  • Frenos: es más frecuente el desgaste de las pastillas de frenos e incluso el deterioro de los discos de freno en los coches automáticos que en los coches manuales. Aunque si el coche incorpora un sistema de cambio secuencial este problema dejaría de existir.

Mejores coches automáticos del mercado

  • Nissan Note: es un coche automático pequeño aunque cuenta con gran espacio trasero. Lo más destacable de este vehículo es la combinación del motor 1,2 litros y la transmisión automática. Aunque la reacción de este modelo es lenta.
  • Volkswagen Polo: la calidad de los materiales y la precisión mecánica de este vehículo hace que la diferencia con otros coches automáticos sea notable. La mecánica de cuatro cilindros combina a la perfección con la caja de transmisión DGS, es decir de doble embrague.
  • Citroën C3: es uno de los coches automáticos más baratos del mercado. Lo más destacable de este coche es su cambio Sensodrive con el que podrás disfrutar tanto de las ventajas de un coche con caja de cambios automática como manual.
  • Toyota Yaris: su caja de cambios automático ofrece una gran suavidad durante la conducción. Su caja de transmisión simula el cambio manual con las pausas que se producen en este caso. Esto provoca un mayor ahorro de consumo y menos ruido mecánico.

¿Y tú que caja de cambios prefieres para tu vehículo?

TAMBIÉN TE INTERESA
- Mantenimiento baterías de moto
- Comprar Coches en Alemania
- Importación Alemania


Dpto de Contenidos | 18:30 02/06/2016

Compártelo en:



Calcula tu precio

CON LA COLABORACIÓN DE
AXA Seguros
ARAG