Claves para el mantenimiento de tu coche diésel

Cambiar el filtro de combustible o evitar el desgaste de los neumáticos

A día de hoy, hay una gran mayoría de la población que utiliza un coche diésel como su vehículo habitual y al estar todo el día en carretera, hay que tener presente que nuestro coche se desgasta y necesita una serie de cuidados y mantenimiento. Los vehículos diésel tienen un mantenimiento distinto a los coches gasolina por lo que debemos revisar el manual del fabricante para saber cuáles son los puntos a revisar con frecuencia para evitar daños posteriores.

Además, los coches diésel tienen unas emisiones de CO2 que con el paso de los años van en aumento y hay que controlarlas, ya que aparte de contaminar, te arriesgas a que tu coche no pase la prueba de los humos en la ITV. Para evitar todo lo mencionado anteriormente, tan solo tenemos que llevar las revisiones al día y si notas que tu coche hace algo extraño o se enciende algún piloto en el cuadro de mandos, lo más recomendable es llevarlo a tu taller de confianza para que te pongan el coche a punto y así prolongarás la vida útil de tu vehículo.

A continuación os vamos a listar los puntos más frecuentes a revisar para el correcto mantenimiento de un coche diésel para que sepáis a que se deben las averías y que síntomas pueden presentar.

Mantenimiento coches diesel

Ver Infografía Coches Diesel

Auto limpiar el Filtro de partículas

Si tu coche diésel es relativamente nuevo, seguro que incorpora un filtro de partículas para reducir las emisiones de CO2 pero, al igual que es una ventaja tenerlo instalado en nuestro vehículo, también puede presentar fallos o averías. Para evitar que se produzca la avería más común “saturación de partículas” en el filtro de partículas, debemos realizar nuestros recorridos habituales a una velocidad constante durante aproximadamente 30 minutos y así forzaremos a que el filtro se auto limpie evitando atascos que puede producir su rotura.

Cambiar el Filtro de combustible

El filtro de combustible es uno de los puntos a revisar más habituales pero que en muchas ocasiones se nos pasan los kilómetros a los que hay que cambiarlos según el fabricante. Hay que intentar cambiar el filtro de combustible cuando este marcado ya que si lo aguantamos durante mas kilómetros de los que debería, nos arriesgamos a provocar una avería mayor en nuestro vehículo.

Medir el nivel aceite habitualmente y cambiarlo cuando sea necesario

Llevar siempre el aceite en estado óptimo y con los niveles recomendados por el fabricante alargará la vida útil de nuestro coche ya que de lo contrario es muy probable que si viajas sin aceite en el depósito, gripes el motor y tengas una avería seria. Para evitar gripar el motor, tan solo tenemos que hacer los cambios de aceite cuando lleguemos a los kilómetros indicados por el fabricante y además, medir con la varilla de vez en cuando el nivel que llevamos en el depósito para evitar disgustos posteriores.

Evitar el desgaste de neumáticos

Es inevitable que con el paso del tiempo los neumáticos se desgasten del uso y haya que cambiarlos, pero sí que es posible reducir el desgaste. Los vehículos turbodiésel, en bajas revoluciones tienen más fuerza que un vehículo diésel sin turbo y aunque puede ser una ventaja contar con un coche con turbo, el abusar de el en parado, aumenta mucho el desgaste de los neumáticos por lo que tendremos que intentar evitar esta mala práctica para tardar más en cambiar los neumáticos.

Cambiar el filtro de aceite cuando sea necesario

Antiguamente siempre se cumplía la regla de que cada dos cambios de aceite se tenía que cambiar el filtro del aceite de nuestro coche pero con los vehículos más modernos las reglas cambian. Si tu vehículo tiene que cambiar de aceite cada 20.000 km(en lugar de cada 10.000km) es muy aconsejable que cada vez que hagas el cambio de aceite hagas el cambio de filtro para llevar cuadradas las revisiones ya que en caso de que se nos olvidara cambiar el filtro nos arriesgamos a que este muy sucio y no haga correctamente su función.

Esperar unos segundos antes de arrancar

Los calentadores son los encargados de arrancar nuestro vehículo en frio y como todas las piezas de nuestro coche tiene una vida útil determinada y unos consejos de utilización. Para evitar que haya que cambiar los calentadores de nuestro coche antes de tiempo, una vez metas el contacto, espera unos 5 segundos hasta que se apague el testigo en el cuadro de mandos para arrancarlo. En caso de que la luz no se apagara una vez arrancado el vehículo, es posible que tengamos alguno de los calentadores rotos y haya que cambiarlo.

El color del humo es importante

Dependiendo del color del humo que suelte nuestro coche podemos identificar fácilmente que le puede estar sucediendo a nuestro coche. En circunstancias normales, un vehículo diésel solo debería tirar humo al pegar grandes acelerones pero nunca de manera constante y por eso os vamos a nombrar los humos más frecuentes para que en casa de verlos en vuestro vehículo, sepáis identificar la avería.
  • Si el humo que sale de nuestro tubo de escape es de color blanco y muy espeso, es posible que haya algún fallo en la junta de la culata, en el sistema de refrigeración, en los inyectores o en los calentadores.
  • Si el humo que sale de nuestro vehículo es de color azul, el problema suele ser que nuestro motor es antiguo y quema aceite sobre la marcha o que se nos puede haber estropeado el turbo, en cualquiera de los casos es mejor que salga humo azul a humo blanco.
  • Si el humo que sale de nuestro tubo de escape es de color negro, puede ser problema de que el motor haga mala combustión o exceso de combustible en el tanque aunque también puede ser falta de aire en el motor.

Turbo

Como hemos dicho antes, el turbo puede ser una gran ventaja pero también un uso irresponsable de él puede provocar fallos en el funcionamiento de este e incluso roturas. Cuando el motor esta frio, no es recomendable pisar a fondo para que salte el turbo lo mejor es dejar que se caliente un poco el motor e ir metiendo el turbo de forma gradual y lo mismo se aplica a las frenada. Una frenada progresiva evitara que el turbo sufra daños.

TAMBIÉN TE INTERESA

- Consejos para ahorrar carburante
- Comprar Coches en Alemania
- Mantenimiento Coche sin Taller


Sergio de Lope | 17:00 15/03/2016

Compártelo en:



Calcula tu precio

CON LA COLABORACIÓN DE
AXA Seguros
ARAG