Conducir con alergia

Con la llegada de la primavera, muchos conductores sufren los síntomas de la alergia mientras van al volante


La primavera está a la vuelta de la esquina, y seguro que muchas personas alérgicas ya están temiendo la aparición de los primeros síntomas de esta enfermedad, entre los que se encuentran estornudos, picores de nariz y de ojos, o congestión nasal, todos ellos provocados por la polinización de las especies vegetales que florecen durante esta estación.

De hecho, se calcula que entre el 25 y el 30% de la población sufre rinitis alérgica, la enfermedad relacionada con la alergia más frecuente, mientras que el 5% de la población adulta sufre asma alérgica, y el porcentaje es menor si hablamos de urticaria o dermatitis atópica, por ejemplo.

Ya que son muchas las personas que sufren de alergia, a continuación vamos a detallar cuáles son los síntomas y cómo pueden afectar a la conducción, además de daros algunos consejos si tenéis alergia para minimizar los efectos de esta enfermedad cuando estéis al volante.

Síntomas de la alergia y cómo afectan a la conducción

Los síntomas de la alergia pueden ser, por un lado, los que se corresponden a la propia enfermedad, y los que se corresponden con los efectos secundarios de la medicación para tratarla.

Los síntomas propios de la alergia son los estornudos, la secreción nasal, el picor de nariz y de ojos, la congestión nasal, y el enrojecimiento, lagrimeo y picor de ojos. Aunque estos síntomas son muy parecidos a los de otras enfermedades, como el catarro, para diferenciarlos, debes saber que el catarro no produce conjuntivitis, pero si fiebre y expectoración, síntomas que no se relacionan con la alergia, mientras que la alergia suele ir asociada a una conjuntivitis, no conlleva fiebre y la tos es seca.

Una vez identificados los síntomas de la alergia, es importante que sepas que estos pueden poner en peligro la conducción segura, ya que pueden distraer la atención del conductor en la carretera. Por ejemplo, una serie de estornudos pueden hacer que el conductor pierda la vista de la carretera durante varios segundos, lo que incluso podría provocar un accidente. Descubre cómo debes actuar en caso de accidente.

Por eso, si sufres alguno de estos síntomas, te recomendamos que vayas al médico lo antes posible, para que pueda ponerte el tratamiento adecuado, y así minimizar al máximo los síntomas de la alergia y evitar que estos puedan convertirse en un peligro al volante.

Infografía de los síntomas de la alergia que afectan a tu conducción

Síntomas causados por la medicación para la alergia

No obstante, aunque los antihistamínicos que te recete el médico reduzcan los síntomas de la alergia, esta medicación puede, a su vez, provocar somnolencia. Esta somnolencia se produce, sobre todo, durante los primeros días de tratamiento o si se ingiere alcohol.

Si vas a coger el coche durante el tratamiento, es recomendable que se lo comuniques al médico para que pueda recetarte un medicamento cuyos efectos secundarios no influyan a la hora de coger el coche. Además, antes de tomar el medicamento, echa un vistazo al prospecto para comprobar que no indica que no se debe conducir durante el tratamiento.

A pesar de que compruebes el prospecto antes de tomar la medicación, es muy importante que no te automediques, ya que el medicamento que te tomes sin receta médica podría suponer un peligro si te pones al volante.

Consejos para conductores alérgicos

Además del tratamiento a base de antihistamínicos, también deberás tener en cuenta una serie de recomendaciones para intentar evitar al máximo la aparición de un ataque alérgico mientras conduces:

  • Utilizar un coche con filtro HEPA: Se trata de filtros de aire, que evitan que entren alérgenos o partículas contaminantes en el coche a través del aire.
  • No encender el aire acondicionado ni bajar las ventanillas: Así evitarás que entre más polen. Por supuesto, tampoco deberás llevar la capota bajada si tienes un descapotable.
  • Llevar gafas de sol: Protegen bastante los ojos ante posibles picores o lagrimeos.
  • Limpiar en profundidad el coche: Sobre todo si se han transportado animales o plantas.
  • No beber alcohol durante el tratamiento: Aunque el tratamiento que le haya puesto el médico sea indicado para ponerse al volante, no tome bebidas alcohólicas durante
  • Evita rutas con alta concentración de polen: Si conduces por lugares con menor cantidad de polen, tendrás menos posibilidades de sufrir un ataque alérgico al volante. Para saber qué nivel de polen hay en el lugar en el que te encuentre, puedes usar la APP Polen Control. Además, esta APP también realizará un informe, relacionando la evolución de los síntomas de la alergia con los niveles de polen.

Si a pesar de la alergia esta primavera quieres disfrutar al máximo de tu vehículo, además de tener en cuenta todos los consejos que te hemos dado, recuerda que puedes contratar un Seguroporsemanas.

Seguro para una semana
- Quién es el culpable si atropellas un animal
- ¿Se puede conducir embarazada?
- El coche más pequeño del mundo


Dpto Contenidos | 10:00 14/03/2017

Compártelo en:


Calcula tu precio

CON LA COLABORACIÓN DE
AXA Seguros
ARAG