Infracciones al volante

Muchas muertes en la carretera se pueden evitar

La cifra de españoles que se muestran imprudentes al volante está cerca de los 5 millones. Esta cifra es muy preocupante, ya que las infracciones de tráfico que provocan estos conductores muchas veces tiene el peor de los desenlaces: la muerte en la carretera.

Estas infracciones al volante han ido un paso más allá con la moda de los retos virales, que tiene especial calado entre los conductores más jóvenes y novatos, quienes no miden las consecuencias que puede llegar a tener lo que están haciendo.

Esta es la multa que te ponen por adelantar por la derecha

A los retos virales se les unen algunas de las infracciones de tráfico más frecuentes y que llevan siendo un quebradero de cabeza para la DGT desde hace ya mucho tiempo. Estas no son otras que conducir bajo los efectos del alcohol o hacerlo tras haber consumido drogas.

Todas estas imprudencias no hacen otra cosa que aumentar la lista de personas que nos dejan cada año en las carreteras españolas. Las muertes en la carretera en 2018 han llegado a los 1.180, contabilizando solo las vías interurbanas y las personas que fallecieron en las primeras 24 horas tras el accidente. Habrá que esperar a mitad de año para completar esta cifra con el resto de fallecidos.

Accidentes por alcohol y drogas al volante

Existen muchos factores que pueden causar un accidente y que el ser humano no puede controlar, como los fallos mecánicos o las inclemencias meteorológicas, por ejemplo. Pero hay muchas otras causas de muertes en la carretera que pueden controlarse y son responsabilidad, exclusivamente, del ser humano.

Una parte de estos factores que podemos controlar es el estado de las carreteras y del parque automovilístico, algo que depende del Estado y su responsabilidad y compromiso a la hora de disminuir todo lo posible los accidentes de tráfico.

La otra parte es responsabilidad, únicamente, de cada uno de nosotros. Todos aquellos que nos ponemos a los mandos de un vehículo tenemos la responsabilidad de hacer un uso adecuado de él. Por eso, conducir bajo los efectos del alcohol o de la droga es una imprudencia que te pone en peligro a ti y a aquellos que comparten la calle contigo. Y esto es aplicable a coches y motos, pero también a otros medios de transporte que forman parte de las calzadas, como los patinetes eléctricos o las bicicletas.

Infracciones al conducir

Alcohol

Casi la mitad de los españoles afirma haber conducido alguna vez tras haber bebido. Además del peligro que esto tiene para la seguridad vial, los infractores se enfrentan a duras multas por conducir bajo los efectos del alcohol. Si se supera la tasa de 0,25 mg/l (0,15 para profesionales del transporte y noveles) la sanción será de 500 euros y 4 puntos del carnet.

Pero si se sobrepasa la tasa de 0,60 mg/l ya hablamos de un delito por conducir bajo los efectos del alcohol. En este caso, además de una multa de 1.000 euros, el infractor se enfrenta a una retirada del carnet de hasta 4 años y, lo que es peor, tener antecedentes penales, sumado a penas de prisión de tres a seis meses o trabajos comunitarios de 30 a 90 días.

Teniendo en cuenta que, aún con estas penas, el 23% de los accidentes mortales en 2017 se produjo por el consumo de alcohol y drogas al volante, estamos en pleno debate sobre si se deberían endurecer las sanciones de tráfico o incluso bajar la tasa de alcohol para evitar muertes en la carretera.

Existen muchos mitos de los controles de alcoholemia que hablan de trucos para no dar positivo aún habiendo bebido más de la cuenta, pero la realidad es que si estás conduciendo bajo los efectos del alcohol eres un peligro para todos y deberías dejar el coche.

Drogas

Si conducir habiendo bebido es una imprudencia grave, hacerlo bajo los efectos de las drogas es una temeridad que ningún ciudadano debería plantearse.

Las multas por conducir bajo los efectos de las drogas son más estrictas que las del alcohol. Por ejemplo, si en un control se demuestra que estás conduciendo con presencia de drogas en el organismo, se te restarán 6 puntos del carnet y deberás pagar 1.000 euros.

El agravante llega si estas drogas son consideradas tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas. En este caso será considerado un delito por conducir bajo los efectos de las drogas y las penas son exactamente las mismas que las que conllevaría conducir con más de 60 mg/l en aire de alcohol. Para reducir el mal hábito de consumir drogas antes de conducir la Guardia Civil realizará unos 150.000 controles de drogas en 2019, 50.000 más que el año anterior.

Bird Box Challenge y otros retos virales temerarios

Aunque el consumo de drogas y alcohol sean las imprudencias más habituales, hay muchas otras conductas sancionables que hacemos al volante. Con la llegada de las redes sociales, han irrumpido los retos virales de coche.

Estos retos surgen a través de alguna iniciativa de influencers, youtubers o personalidades influyentes que el resto de internautas copian. Muchas veces tienen incluso un componente benéfico, pero hay que conocer donde está el límite en este caso. Estos son los retos virales de coche más populares de los últimos tiempos:

  • Bird Box Challenge: Es el último de los retos virales en el mundo. Imitando la película de Netflix que le da título, la gente sale a la calle con los ojos vendados. Pero como la estupidez humana no tiene límite, algunos incluso han intentado conducir con una venda en los ojos. ¿El resultado? Un accidente más que previsible.
  • Car Surfing Challenge: Se puso de moda hace unos años y dio lugar a muchos accidentes, entre ellos algunos mortales. Consiste en subirse encima de un coche mientras está en marcha y hacer que se surfea.
  • In My Feelings Challenge: Quizás es el menos peligroso de todos los retos que han surgido al volante, pero sigue siendo temerario e ilegal. Consiste en bajarse del coche en movimiento cuando va a poca velocidad y bailar mientras avanzas al ritmo del vehículo. No parece una gran idea, ¿verdad?
Seguro para una semana

Todas estas cosas que te hemos contado son imprudencias al volante que pueden causar muertes, pero circular sin seguro de coche también representa una irresponsabilidad que puede ser sancionada. Pero muchas veces el seguro anual obligatorio no cuadra. Por eso, puedes hacerte con un seguro temporal de coche.

En Seguroporsemanas.com puedes contratar tu seguro temporal. Trabajamos con el soporte de grandes compañías líderes en el sector asegurador como AXA y ARAG. Tan solo tienes que elegir el tipo de vehículo, decir qué periodo quieres que cubra (de 1 a 12 semanas), y darnos algunos datos personales y de tu vehículo. Recibirás tu póliza al instante en tu mail.

También te interesa:

- ¿Me dan una ayuda para comprar un coche eléctrico?
- Todo lo que debes saber sobre los leasing
- Qué hacer con un coche heredado


Dpto Contenidos | 10:00 01/02/2019

Compártelo en:



Calcula tu precio

CON LA COLABORACIÓN DE
AXA Seguros
ARAG
GES
Preventiva